miércoles, 21 de febrero de 2018

Berlinas Rellenas de Chocolate



Hola a todos! Con una semana de retraso, pero ya están aquí estas deliciosas Berlinas rellenas de delicioso Chocolate.

Cuando me entere del nuevo reto de Cocinando Sabores, #donutworrysiescasero, supe que tenia que hacerlo. Al principio pensé en unos cronunts, pero mas tarde me dije, Miriam prepara una receta que sea sencilla, rápida y riquísima, y eso hice. 




Recordé que en el libro Un año de Dulces de Alma Obregón, venia una receta de donuts y otra de berlinas, pero me decante por la de los donuts, aunque finalmente los hice en forma de berlinas, ya que no me podía resistir a rellenarlos. 




La verdad que la receta me parece perfecta, se maneja muy bien la masa, pasado un día aun se mantiene tierna, y lo mas importante, no absorbe nada de aceite al freírlos.

El relleno no es mas que una crema pastelera de chocolate, bien sabéis de mi pasión por la crema pastelera, y también por el chocolate, así que me pareció el relleno perfecto, ya que seria chocolateado pero no demasiado pesado.




Sin mas dilación os dejo con la receta, y de verdad, siempre lo digo, pero esta vez con mas inca pie, hacerlos por favor, sobre todo si tenéis niños pequeños en casa, y veráis como jamás volveréis a comprar los industriales.


RECETA Berlinas Rellenas de Chocolate.




Ingredientes:
(para unas 16 unidades)

- Para la masa:
500 g de harina de fuerza
200 g de hariba normal
80 g de azúcar blanqilla
1 cucharadita de sal
10 g de levadura seca de panadería.
230 ml de agua
3 huevos camperos
40 g de mantequilla pomada

aceite para freir.


- Para el relleno:
500 ml de leche
60 g de maicena
5 yemas de huevo
70 g de chocolate
50 g de manteqilla


- Para la covertura:

Azúcar blanquilla





Preparación:

- Para la masa:

Lo primero de todo, he de deciros que yo he hecho parte de este proceso con la batidora, con el gancho de amasar, puede hacerse a mano, pero para mi es mucho mas cómodo así.

Comenzamos mezclando la harina, el azúcar, la sal y la levadura en el bol de nuestra amasadora. Añadimos el agua y mezclamos, añadimos los huevos ligeramente batidos y mezclamos.
Ahora toda amasar durante unos 5 minutos.

Pasado ese tiempo incorporamos la mantequilla en trocitos pequeños y amasamos hasta obtener una masa lisa y elástica. 

Formamos una bola con ella, la metemos de nuevo en el mismo bol y la tapamos con film transparente engrasado.
La dejamos reposar en un sitio cálido durante al menos 1 hora o hasta que doble su volumen. 

Aquí es el momento que yo aprovecho para hacer el relleno.

Pasado ese tiempo, volvemos a amasar un par de minutos o hasta que se haga mas manejable sobre una superficie enharinada.

Formamos bolas de unos 60 gramos de masa, las boleamos y ponemos sobre unos cuadrados de papel de hornear, de esta forma nos sera mas fácil manejarlos a la hora de freírlos.

Colocamos todas las bolas en unas bandejas, tapamos con un paño y dejamos reposar hasta que doblen de nuevo. 

Pasado ese tiempo ponemos un cazo con aceite, en mi caso una mezcla de oliva y girasol, y cuando alcance los 170º C es el momento de comenzar a freír.

Freímos uno a uno, cuando estén dorados por un lado, les damos la vuelta y doramos por la otra, puede pareceros que no se fríen, pero a esa temperatura os aseguro que si, y lo mejor de todo, no salpica y no absorvén nada de aceite.

Vamos colocando sobre papel de cocina y después los pasamos por azúcar blanquilla.

Por ultimo solo nos queda rellenarlos, que es tan sencillo como llenar una manga pastelera con nuestra crema de chocolate y con la boquilla incidir en la berlina y rellenarla.

Y sin mas dilación ya están listos para disfrutarlos! 




- Para el relleno:

En un bol colocamos las yemas, el azúcar, la maicena y unos 50 ml de leche. Mezclamos hasta que este todo bien integrado.

En un cazo calentamos la leche junto al chocolate y movemos sin parar hasta derretir por completo. Cuando este derretido, pasamos a la mezcla de las yemas y mezclamos todo bien. 

Volvemos a pasar toda la mezcla al cazo y llevamos a ebullición hasta que espese.

Lo pasamos a un bol y lo tapamos con papel film pegándolo a la crema, para no crear una costra.

Una vez este frío lo pasamos a una manga pastelera para poder rellenar nuestras berlinas. 




Mil besos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario