jueves, 1 de marzo de 2018

Granola con Frutos Secos y Chocolate



Hola a todos! Hoy vengo con una receta que creo es de las mas sencillas de preparar que tengo en el blog hasta el día de hoy. Una deliciosa Granola con Frutos Secos y Chocolate.




Cuando Lidia de Nunca es Demasiado Dulce nos dijo cual seria la fruta, no, este mes cambiamos, y nos contó que serian los frutos secos, supe que tenia que preparar esta granola casera.

En casa si os digo la verdad ha encantado, y mirar que mis padres son críticos, pero sobre todo a mi padre le fascino, ese tarro que veis de cristal ya no le queda casi, así que tendré que preparar mas muy pronto.





La receta la verdad es cosecha propia mirando alguna recetas por las redes, para guiarme un poco en cuanto a la cantidad de liquido.

Tan solo le he añadido como endulzan te la miel, y es que quería hacerla lo mas libre de azúcares, ya que la quería usar para comerla a diario en el desayuno o la merienda junto a un yogur o leche de soja. Lo de hacerla lo mas libre de azúcares tiene una razón y es que estoy intentando no comer azúcar entre semana, aunque los sábados y domingo si que me doy un capricho o varios.




Tengo en el tintero otras dos recetas de granola, una mas dulce, especial para los niños de la casa o los mas golosos, y la otra con un toque mas especiada.
Pero hasta que las prepare, aquí tenéis la primera receta de todas.
Espero que la disfrutéis.



RECETA Granola con Frutos Secos y Chocolate




Ingredientes:

250 g avena entera
75 g de semillas variadas, pipas, pipas de calabaza
15 g de sesamo
10 g de cacao puro en polvo desgrasado
70 g de miel de limón 
50 g aceite de coco
100 g de gotas de chocolate puro
200 g de frutos secos: nueces, almendras y anacardos



Preparación:

Precalentamos el horno a 170º grados.

En un bol, mezclamos todos los ingredientes sólidos, a excepción del chocolate.

En otro bol aparte mezclamos el aceite de coco y la miel, si fuese necesario podéis darle golpes de calor en el microondas hasta que se funda el aceite.

Añadimos la mezcla liquida a la solida, y pasamos a nuestra bandeja de horno, previamente forrada con papel de hornear.

Horneamos durante 20 minutos, removiéndola cada 5 minutos.

Una vez sacada del horno podemos hacer dos cosas, añadirle el chocolate y así se derretirá y fundirá, o hacer lo que yo, añadírselo una vez fría, ya que me gusta encontrarme las pepitas de chocolate enteras.

Ahora simplemente tenéis que guardarla en un bote, y se conserva perfectamente días o semanas a temperatura ambiente. 




Mil besos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario